Ella y él..

Ella tiene aquellos ojos de nostalgia, él de melancolía…
se distanciaron por una estúpida agonía
y yo que decía: “manito ella volverá lo verás”

Se distorcionan las sonrisas
y el orgullo destruye más momentos
pero ella no lo sabe
que su corazón podrá más que la distancia
recordándo aquellos primeros pasos
esas preguntas infántiles
y al escuchar decirle que había ingresado a la universidad…

Esos recuerdos son más fuertes
que todas la estúpidas ideas de orgullo
esos recuerdos, los que hacen viejita,
que te mueves de aqui pa allá
besándonos de cariño
de tu amor propio tan grande como tus arrugas
porque asi te quiero
porque asi nos quieres…

y que no importase
que en aquella fiesta
rompas en llanto y le digas
“te quiero hijito”
sabía que tu corazón
no lo iba a aguantar
sabía que de nosotros tb eres tu
porque un abrazo puede apagar la tristeza
y vaya que sonrisa salió en mi manito
que no resistió más y lloró
como suele hacer en aquellos momentos
porque su cuerpo es fuerte pero su alma es frágil.

lo viste?
la familia no tiene porque tener orgullo
porque si lo tiene,
es porque nunca fueron familia de verdad
te quiero mucho viejita 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *